Translate

lunes, 23 de noviembre de 2015

LAS LÁGRIMAS DE ÁFRICA

       Siento verdadera admiración por las personas equilibristas, esas que con su propio esfuerzo son capaces de conseguir cualquier cosa. Aquellas que se marcan un objetivo y no paran hasta que alcanzan la meta.
       Este es el caso de la actriz Amparo Climent que cuando ya había tocado todos los palos en su profesión, decidió matricularse en la facultad de Bellas Artes, y no solamente acabó la carrera con matricula de honor sino que diferentes países ya han comprado su obra.
A este tipo de gente no les hace falta dormir para soñar, porque para ellos los sueños son su realidad. Y en cuanto su objetivo se cumple, dan carpetazo y empiezan con el siguiente proyecto. Son personas inquietas que nunca paran de moverse y hacer cosas, pero lo que más les motiva es la lucha por superar los obstáculos que se encuentran en el camino, para después sentir una gran satisfacción cuando por fin consiguen lo deseado sin ayuda de nadie.
Por eso La Climent en cuanto dejó encarrilada su profesión de pintora, decidió ir más allá y adentrarse en el mundo del audiovisual desde el otro lado de la cámara. Un buen día, Amparo quiso rodar un documental, y así lo hizo. El pasado 2 de octubre pudimos asistir al estreno de su primera película como directora y guionista: “Las lágrimas de África”: un duro retrato sobre el flujo de los refugiados que esperan el momento de “saltar la valla” o de arriesgar su vida en el mar para encontrar una vida mejor en el viejo continente.

Este documental es un relato visual lleno de emoción y  sensibilidad, un proyecto que surge de los numerosos viajes en solitario que hizo Amparo Climent a Melilla y a los campamentos de Bolingoy del monte Gurugú. Allí conoció la vida de los cientos de africanos y africanas esperan el momento de cruzar a Europa a través del mar o saltando la valla de Melilla.
La historia narrada en primera persona por la propia artista, nos cuenta cómo decidió en marzo de 2014 viajar por primera vez a Melilla, para conocer lo que estaba ocurriendo con los subsaharianos que vivían en los montes de Marruecos, para así poder ayudarles a denunciar su situación.
Esta intrépida actriz completamente sola y armada únicamente con su cámara, recorrió los campamentos de Gurugú y Bolingo y presenció varios “saltos” en la valla. Los grabó para su película, con unas estremecedoras imágenes convertidas ahora, en un documento público de la vergüenza que se escapa a la atención de los medios de comunicación.
Las heridas de las concertinas, la violencia de la policía, las lágrimas de los que consiguieron entrar a España y fueron devueltos ilegalmente a Marruecos, el sueño de llegar al “Dorado paraíso español”, son algunas de las secuencias que transitan en este documental.
La  película “Las lágrimas de África” nos cuenta el mundo cotidiano de los “clandestinos” que pueblan los montes, y el de las mujeres y niños que se embarcaran en alguna patera para llegar a ser parte del futuro con el que sueñan.

Climent compartió con todos ellos la oscuridad del monte y el terror de la presencia policial en noches de frío y soledad, en persecuciones por barrancos y riscos. Pero también las risas de los niños y las nanas que entre los pinares, le canta una madre a su bebé recién nacido. Pequeñas historias de mujeres y hombres que luchan por conseguir una vida mejor de lo que han dejado atrás.


Amparo Climent se comprometió a llevar al Parlamento  Europeo, los más de cuarenta dibujos y cartas escritas en  cartones y papeles rotos, que le entregaron los  subsaharianos en los campamentos. En febrero de 2015 y acompañada por más de veinte personas –artistas,  catedráticos, historiadores, fotógrafos...–,  Amparo realizó el viaje a Bruselas, llevando al Parlamento Europeo la voz de los “clandestinos”.
       Esta artista multidisciplinar utiliza la poesía para contar la dramática historia de la población subsahariana, que busca un mundo mejor para sus hijos, y lo hace desde la metáfora. Usa sus propias pinturas como cortinillas para dar paso a los diferentes apartados de esta historia, y hace uso de su talento como pintora para plasmar las lejanas y ajadas imágenes en blanco y negro casi difuminadas, para mostrar al espectador un reguero de hormigas humanas, claramente consideradas por occidente como ciudadanía de segunda clase.
Este documental se completa con la gran exposición que se realizó en Madrid bajo el nombre: “La valla, 100 artistas en la Frontera sur”, en donde además de los dibujos de los subsaharianos, participaron más de cien artistas, creando una obra plástica relacionada con la valla.

LAS LÁGRIMAS DE ÁFRICA
Dirigida por AMPARO CLIMENT
Nacionalidad: ESPAÑA
Año de producción: 2015
Duración: 70 MINUTOS
Formato: HD COLOR
Género: DOCUMENTAL
Localizaciones: MONTE GURUGÚ, BOLINGO Y NADOR (MARRUECOS), MADRID Y MELILLA (ESPAÑA)
Guion, dirección y producción ejecutiva AMPARO CLIMENT Banda sonora original JOSÉ MANUEL CONDE Y SERGIO KUHLMANN
Montaje JULIA JUANIZ
Etalonaje DIEGO SILVA ACEVEDO (SIETE ESTUDIOS) Diseño de sonido FRANCISCO PIQUERO
Textos y locución AMPARO CLIMENT
Consultor de producción/distribución HUGO SERRA
Cámara, sonido y obra plástica AMPARO CLIMENT Desarrollo internacional TANIA PORTO
Diseño de cartel-dossier NATACHA MAZZITELLI
Canciones EDITH SALAZAR, MACU SANZ, GLORIA VEGA Prensa THE FILMPUBLICITY HOUSE J.J. MONTERO


 ¿ERES DE LOS QUE PIENSAN QUE LO QUE OCURRE EN MELILLA, NO VA CONTIGO?