Translate

lunes, 27 de julio de 2015

MISS TUPPER SEX en México



       Hace tan sólo un año que regresé de Nueva York y en este corto espacio de tiempo, mi profesión de actriz ha dado un giro de 360º.
Mientras viví en la Gran Manzana, acudía diariamente a la escuela de interpretación Susan Batson –coach de Nicole Kidman Y Juliette Binoche–, allí tuve un tutor que se quedó encandilado con mi manera de actuar. Me llegó a decir que yo era un genio y que no podía privar al mundo de mi talento. Me dijo que debía enseñar mi trabajo a grandes directores y productores internacionales y que probara a trabajar en México que allí entenderían mucho mejor mi arte.
Desde entonces adquirí un compromiso conmigo y con mi profesión, me prometí que no dejaría pasar ni un minuto de mi vida sin intentar mostrar mi talento por el mundo.
Cuando volví a Madrid y con todo lo aprendido, entendí que mi trabajo no se iba a terminar en los Pirineos, sino que acababa de empezar. Me enzarcé en un proyecto de gira internacional que aún sabiendo que era muy difícil, supe al instante que era lo que debía hacer.

       Mientras estuve estudiando en el Centro de Arte de Times Square, acudí a una sala de Stand Up Cómedy que había allí mismo y le dije al dueño del teatro que yo quería representar un monólogo que había sacado del libro MISS TUPPER SEX, que yo misma había escrito. Le puse el libro encima de la mesa y aquel señor sonriente que estaba sentado frente a mí, me dijo que ¡adelante! Cerramos una fecha y me puse manos a la obra. Pensé que como allí no me conocían, si no quedaba bien el monólogo, en Madrid nadie se enteraría. Decidí tirar para adelante y estrenarlo en aquella sala, a ver qué pasaba. A la gente le gustó y fue una buena manera de testarlo con público.
Cuando regresé a Madrid, recibí un correo diciéndome que estaba seleccionada para la beca Fulbright del las Artes Escénicas. Eso significaba volver a Nueva York y estar un año allí interpretando en el Susan Batson Studio. Cuando me presenté a la entrevista personal, que me hicieron como última prueba para conseguir la beca, me descubrí a mi misma contestando al tribunal que lo que yo quería realmente hacer, era representar mi monólogo por todo el mundo en castellano y en inglés. En ese momento se terminó la charla y yo me convertí automáticamente en la suplente para esa beca. Cuando me comunicaron que estaba de sustituta, pensé que: o la otra persona renunciaba a coger ese avión o yo haría que pareciera un accidente. La persona en cuestión se marchó y yo no hice nada para impedirlo, tan sólo me quedé sentada pensando cómo enfocaría mi carrera un año más, es este país donde continuamente tienes que esta reinventándote.

En ese momento decidí retomar mi monólogo y empezar a moverlo por todos los sitios. Conseguí estrenarlo en el Teatro Alfil de Madrid y allí estuve representándolo tres meses. Mientras tanto yo no paraba de enviar solicitudes a todos los festivales internacionales de teatro en lengua castellana. Invitaron a MISS TUPPER SEX, a participar en el Festival de Arte Femenino de Cartagena de Indias (Colombia), y como no tenían presupuesto para los billetes internacionales, pedí una ayuda a la fundación SGAE y me la concedieron. Así que a Colombia me fui con mi monólogo y mis libros dispuesta a hacer las Américas. En Cartagena gustó muchísimo el show y me di cuenta que podía ser un filón en todos esos países donde la sexualidad es aún más tabú que en España, y la mujer sigue aguantando el machismo imperante.
Ahora tengo amig@s en Colombia y allí se quedaron parte de los libros, para que mi obra se siga divulgando.        MISS TUPPER SEX estaba en el camino.
Al terminar la temporada en el Teatro Alfil, pasé a la emblemática sala La Escalera de Jacob situada en la castiza calle de Lavapiés en Madrid. Me dieron día y hora; los viernes a las once de la noche, y aún sigo allí.

Continué haciendo gira por toda España y más tarde me invitaron a otros dos festivales internacionales de teatro: el de Honduras y el de Ecuador, que por no disponer de presupuesto para los vuelos internacionales y al no conseguir ninguna otra fundación que me ayudara a pagarlos, tuve que desistir en mi empeño de continuar con la gira latinoamericana para MISS TUPPER SEX.
Hace cosa de un mes, se comunicaron conmigo Las Reinas Chulas, del Festival Internacional de Cabaret de México, invitándome a participar, y tenían la misma problemática: No había presupuesto para los vuelos internacionales. Lo único que variaba en este caso es que pagaban las actuaciones, así que pensé que aunque fuera lo comido por lo servido, si conseguía pagarme el avión con mi trabajo, allí iría esta vez y no perdería la oportunidad de trabajar en México, tal y como mi tutor me propuso un año antes.
Yo ya había estado en México en el año 2.006 actuando con la Plataforma de Mujeres artistas, en la Plaza del Zócalo y el Teatro de la Ciudad en DF, y también en Ciudad Juárez, a la vez que denunciábamos los Feminicidios. Pero a pesar del éxito que tuve, en aquella ocasión no se pasó por mi mente la posibilidad de volver a trabajar o de querer afincarme allí.
       Esta vez fue completamente distinta, me lié la manta a la cabeza, compré mi billete de avión y empecé a buscar otras salas donde poder representar mi monólogo. Una actriz mexicana amiga mía, me ayudó a programar MISS TUPPER SEX en los lugares de moda de la Colonia Condesa en el DF; como El foro Shakespeare y El CírculoTeatral.

Otra amiga cantautora me presentó a El Costeño, un conocido humorista mexicano que estaba de vacaciones en España y nos propusieron hacer una actuación conjunta en una sala céntrica de Madrid. A cambio, cuando volviéramos a México deberíamos hacer otra presentación igual en El Cuevón, emblemática sala de actuaciones en México DF. Javier Carranza, El Costeño, me ha dado la oportunidad de conocer a otros humoristas mexicanos y trabajar junto a ellos en un taller de escritura de monólogos.

Y no me puedo olvidar que la periodista Lydia Cacho, a la que tengo un grandísimo cariño y de la que aparecen en mi libro varios testimonios reales. Ella me consiguió otra actuación en el Crazy Hot Coyote, cabaret del Hotel Oh! Oasis de Cancún.
Todos mis amigos periodistas se están volcando y presiento que tendré mucha cobertura mediática. Sólo me queda conseguir una entrevista en Televisa, pero ahí estoy intentándolo, porque ahora tengo hasta una asistente mexicana.

El caso es que siento que México me abre los brazos y yo también quiero abrazarle fuertemente. Si me hubiera ido a Nueva York un año entero, nada de esto estaría sucediendo y presiento que es lo que el destino tenía preparado para mí.
Voy abierta a cualquier cosa que pueda suceder y a dejarme fluir para que sea lo que tenga que ser.
¡Prepárate México que MISS TUPPER SEX está de camino!
¿Crees en el destino?

MISS TUPPER SEX
en México

–MIÉRCOLES 19 DE AGOSTO: FORO SHAKESPEARE. (20h Espacio Urgente 1)
Calle Zamora 7, Cuauhtémoc, Condesa, 06140 Ciudad de México.

–JUEVES 20 DE AGOSTO: EL CÍRCULO TEATRAL (20,30h)
AV. Veracruz 107, Col. Condesa.

–VIERNES 21 DE AGOSTO: FORO A POCO NO (20:30 hrs). Ubicado en el Centro Histórico. (Festival de Cabaret, Las Reinas Chulas)
Calle República de Cuba 49 Centro Histórico, Cuauhtémoc 06000 México

–SÁBADO 22 DE AGOSTO: EL CUEVÓN BAR & BAR (22,30h MISS TUPPER SEX Y EL COSTEÑO)
Bazar Pericoapa, Av Canal de Miramontes 3155, Tlalpan, Vergel Coapa, 14320 Ciudad de México, D.F., México

–DOMINGO 23 DE AGOSTO: TEATRO BAR EL VICIO (Rapidín de 19h a 19,15h). (Festival de Cabaret, Las Reinas Chulas).
Calle Madrid 13, Coyoacan, Del Carmen, 04100 Ciudad de México.

–JUEVES 27 AGOSTO: EL CÍRCULO TEATRAL (20,30h)
AV. Veracruz 107, Col. Condesa.

–SÁBADO 29 AGOSTO: EL CRAZY HOT COYOTE, CHC del Oh! (Hotel Oh! by Oasis Cancún) (22,30h)
Ave. Tulum Esq. Brisa SM 4 Colonia Centro 77500 Cancún, QROO México.