Translate

lunes, 29 de septiembre de 2014

BAL FOLK






Grecia fue el primer lugar donde la danza fue considerada un arte, teniendo una musa dedicada a ella: Terpsícore. 
Y como es imposible que la danza exista sin la música y viceversa, se creó el Bal folk, que son sesiones de baile folklórico y música popular, originarios de varios países de Europa, principalmente: Francia, Bélgica, los Países Bajos y Alemania.
Los bailes se basan generalmente en coreografías tradicionales simples y tienen una base fácil para que la gente pueda bailar y divertirse.
La música es interpretada por bandas en vivo y el público está en la pista, bailando con la música en directo.
A diferencia de otros eventos de danza popular, en el bal folk no es habitual estar con la misma pareja de baile permanentemente. En muchas de las coreografías se va cambiando de compañero durante la pieza, y en cada una de ellas es usual bailar con diferentes parejas. Una de las características del bal folk es que los participantes son de todas las edades desde los más jóvenes hasta los más ancianos. Además es habitual bailar también, entre parejas del mismo sexo.


El estilo de danzas que se suelen bailar son: Scottish (que derivó en nuestro Chotis, con ritmo binario), Bourrées (Danza de origen Francés bailado a doble tiempo, muy rápido), Vals, Polka (que se baila a dos tiempos), Mazurka, Polska (originaria de Suecia, a tres tiempos), Círculo Circasiano, Valsurka (mezcla de vals y mazurka, donde se deja la elección a los bailarines), etc. Y en general, todos aquellos bailes originarios de la vieja Europa donde la música popular hacía mover los pies de sus ciudadanos.
Un bal folk puede incluir además uno o más talleres de danza, para que tanto principiantes como expertos, puedan practicar antes de que comience el verdadero bal. Los talleres también son acompañados por música en vivo.
Ahora en España podemos disfrutar de todo esto, gracias a festivales como Folkarria, donde el baile es el eje principal del encuentro, y a formaciones musicales como Martina Quiere Bailar.
Este grupo de folk europeo, que comenzó siendo un trío formado por dos violines y un acordeón diatónico, allá por el año 2.010, se ha convertido con el paso del tiempo en un quinteto, añadiendo guitarra acústica y percusión. 
Con fuertes influencias de la música folk de Centroeuropa, Martina Quiere Bailar es un grupo de raíz, que crea un sonido fusión de la música popular francesa y de otros países del entorno.
Con la danza como elemento principal de sus composiciones Martina convierte sus actuaciones en un gran salón de baile, llegando a mover incluso el patio de butacas para crear en el centro, una gran pista.
Todos sus seguidores bailan sus canciones y a cada concierto les acompañan una legión de bailarines anónimos. El resultado es que estos cinco miembros se multiplican y llegan a convertirse en ocasiones, hasta en cincuenta integrantes entre el escenario y el salón.
Martina pone música a la Asociación La vida en Danza, todos los miércoles en La Tabacalera (Centro social auto gestionado, que se encuentra en la céntrica calle de Lavapiés en Madrid). Allí hacen talleres y todo es gratuito, tan sólo por amor al arte. Ellos piensan que juntar la música y la danza es necesario para ser felices en la vida. Les encanta sentir que el suelo tiembla mientras ellos están tocando, porque eso supone que su público no está sentado, sino bailando.
Este grupo de música intimista y acústica, ha actuado en Festivales de Italia, España, Portugal y Francia. Sus directos son alegres y audaces, aunque en su primer y único disco hasta el momento: Vueltas y Revueltas tenga un sonido más nostálgico. En donde incluso llegan a hacer referencia a los mineros asturianos y a la lucha por la dignidad de su profesión. Incluyen al final del disco, parte del sonido de la manifestación de la minería que se celebró en Madrid hace algunos años, pues todos los integrantes del grupo se sienten muy involucrados con esa marcha. Aunque también tienen un tema dedicado al Inspector Gadget.
En cualquier caso, Martina nos promete que su segundo disco será mucho más “trallero” e incluirán una versión de La Llorona, único tema cantado que hasta el momento sólo lo interpretan en los directos.

Si te gusta bailar, y hacer coreografías colectivas no puedes perderte a este grupo que mezcla la danza y la música folk, y que en su disco Vueltas y revueltas hacen referencia a las vueltas que da la vida, pero también a las vueltas que se necesitan dar al bailar, creando de esta manera una similitud entre la vida y la danza.
Sus componentes son:


Diego (guitarra y voz), ha sido cantautor y es compositor de algunos de los temas de Martina. Toca también el bouzouki y la mandolina.


Sonsoles (violín y portavoz del grupo). Con formación clásica en el Conservatorio Teresa Berganza de Madrid. Es también diplomada en Magisterio Musical y licenciada en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad ejerce de profesora de música en el CEIP Manuel Vázquez Montalbán de Leganés.


Juan (percusionista), especializado en músicas tradicionales y flamenco. Su formación musical en la Escuela de Música Creativa donde recibe clases de percusión afrocubana. Profundiza en el estudio de diferentes estilos musicales e instrumentos de percusión.


Esther (violín y bajo eléctrico). Formación clásica en el Conservatorio P. Antonio Soler de Madrid. Fue integrante de la Orquesta Metropolitana de Madrid, Orquesta Sinfónica Chamartín y Cuarteto Saltarello. Al mismo tiempo, se interesa por el uso del violín en otros estilos musicales: Pop, Rock, Músicas del Mundo y  músicas tradicionales europeas. Es diplomada en Magisterio Musical y licenciada en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad ejerce como profesora de música en un colegio de Madrid.


Fabio (acordeonista). Italiano de nacimiento y español de adopción. Profundiza en las músicas folk centroeuropeas y se especializa en las relaciones entre la música y el baile.
Actualmente combina su labor como  profesor de acordeón diatónico en Madrid con la actividad artística del grupo.

       Martina Quiere Bailar actuó anoche con gran éxito en el Festival Madrid Folk, que se desarrolló durante tres días en el Círculo Bellas Artes de Madrid.

              No dejes nunca que pare la música y el baile. Y no permitas que la vida te frene. ¡Baila!


¿CREES QUE LA DANZA ES NECESARIA PARA LA SALUD?