Translate

lunes, 8 de julio de 2013

GALLETAS DE GÉNERO




En época de crisis, el departamento de I + D está encima de tus hombros. Cuando el trabajo que esperas no llega o se te ha ido al garete lo que tenías, hay que reinventarse. Desarrolla tu imaginación y ponte en marcha: Ahora hay un modelo de negocio que se llama: Startup –empresa de nueva creación que tiene un bajo costo de implementación–.
Las startup por lo general comienzan como una idea de negocio creativo, el paso inmediato es agregar diferenciación a dicha idea a través de la innovación, para finalmente crear una firma de coste mínimo y obtener así ganancias a corto plazo,
aprovechando la comunicación que nos brinda Internet y sus plataformas. Porque para ser artista no es necesario ser actriz o escritora, cualquiera puede desarrollar su imaginación y poner su propio negocio.
         Un ejemplo de  Startup es: Sorayzola. Una empresa creada por dos mujeres que se dedican al mundo del cine y ahora además hacen galletas creativas.
Margot Besora trabaja en la producción y disfruta con
el mundo del diseño y la ilustración, vive en Lleida.
Laura Olaizola lleva muchos años trabajando el mundo de la comunicación dentro de la rama del cine y vive en Madrid.
Su separación física no les ha supuesto un problema para crear la empresa de ambas que reune lo mejor de cada una y además se complementan a la perfección aunque trabajen en la distancia.
Margot es la parte creativa mientras que Laura se encarga del marketing y la comunicación. Llevan menos de un año funcionando y ya tienen un montón de pedidos incluso desde el extranjero.
Para disfrutar de este rico manjar sólo tienes que ponerte en contacto con sorayzola porque no hay precios orientativos pues uno de los ideales de la firma es que al ser galletas personalizadas ningún envío es igual a otro, por tanto los precios son personalizados también y dependen del diseño que quiera el cliente. Tienen lo que llaman happy eventos, al igual que con las galletas, personalizan todo lo necesario para que tus celebraciones sean únicas e inolvidables.
Os dejo con varias fotos para que os deleitéis la vista y los links de contacto para que lo hagáis igual con el paladar.






Y ahora responde la pregunta de la semana:

¿Te atreverías a montar tu propia startup con esa idea que te ronda por la cabeza desde hace años?