Translate

lunes, 15 de julio de 2013

LA CANDELA (Concepto en la restauración)


Una mujer de Madrid: Sión Calderón. Tras llevar restaurantes en Barcelona y Madrid, pasando muchos años con la restauración del Teatro Real, lo deja y se marcha a Milán. A la vuelta, enloquecida por la cocina y embarazada, pone en marcha un servicio de catering Ralladura de coco.
Un chef, hijo de madre española y padre sudanés: Samy…, apasionado de la cocina árabe y asiática, pero sin olvidar la base de la cocina castellano-mediterránea. Viajero incansable trabajó en Cambio de tercio, en Londres, Coque, en Humanes, Kabuki de Madrid, Can Fabes, en Barcelona, La Finca de Xin Tiandi, en Shanghai, y Al-Salam Rotana en Sudán.
El tercero en discordia: Santi, argentino de nacimiento y español de adopción, con ascendentes rusos, polacos y libaneses. Director creativo.
Entre los tres deciden dar un vuelco a sus vidas y probar suerte por su propia cuenta. Continúan con el catering hasta que un día amplían el negocio y la sociedad. Siguen con Ralladura de coco y enseguida llega La Candela, donde deciden instalar sus sueños. Se hacen cargo de un local en el pueblo de Valdemorillo y le dan la vuelta para hacer un lugar agradable y distinto en la sierra madrileña. Se adaptan a la época de crisis y prefieren reciclar, recogen de los puntos limpios diferentes muebles y enseres, demostrando así que se puede hacer arte de cualquier cosa.
En cuestión gastronómica, la filosofía de la empresa es la No-Carta. Varían cada semana para dar un producto más fresco y a mejor precio, porque les gusta la cocina, de esta manera hacen más elaboraciones sin dejarlas tiempo almacenas en el frío.
Hace unos días hubo un incendio en la localidad de Valdemorillo, y La Candela abrió sus puertas para albergar a quienes necesitaron cobijo. Se llenó de artistas, actrices, escritoras y cantantes que pusieron su arte al servicio de la solidaridad, uniendo canciones y viandas. Todo ello aderezado con el inconfundible sabor de la cocina viajera de Samy. Algún ejemplo: Gazpacho andaluz con cerezas, queso fresco, puerro en vinagreta y sorbete de pepino.


De segundo:  La Coca de Pelayos.


Y para los más dulces...


Y ahora la pregunta de la semana.


¿Qué debería tener un restaurante para que te invite a salir de casa?